Carlos López Dzur
Su poesía, sus cuentos y su filosofía

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Calendario
<<   Septiembre 2018    
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (131) Sindicar categoría
Archivo
Abril 2008 (40)
Marzo 2008 (4)
Febrero 2008 (16)
Enero 2008 (56)
Septiembre 2006 (1)
Agosto 2006 (3)
Julio 2006 (9)
Sindicación
Artículos
Comentarios
Enlaces
eGrupos
ZoomBlog
 

Desde hoy te llamarás Deseo

Desde hoy me llamarás
Deseo / Alegría / ausencia de tristeza.
Que sean otros los que me digan
Puta Muerte / hechicera / choripanta traicionera.

No tú, Carlos, orfebre de palabras. Cántame
como canta el beso tierno a los labios.

Admira mi boca roja de vanadio.
Abre mis muslos, mira la charca en que nacíste;
sumérjete en mi parto; nazcamos juntos
en el amor de la voluntad de belleza.

Te prestaré la joya de Gersimi.
Te haré nacer en la luz de los mares.
Edén llamaré a tu isla, alcoiris su libertad.
Libre albedrío, tu consciencia.

Tu nuevo Yo, el que no cesa,
lo fundaré en el acto
que se llama Armonía.

De Yo soy la muerte

Desde hoy me llamarás Deseo

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 9:16 | Referencias (0)

Privadamente

Hay que urdir en secreto,
privadamente,
el modo de echarlos de los predios.

Impugnar la cercanía del intruso
que muerde la sustancia
más propia y anhelada
de los sueños
con negligencia de truhán.

Me han herido
cuando el ladrido comienza
y callo porque nadie responde.
Cierro mi libro cuando les veo que llegan

Mi canto continúo cuando ya están lejos.
Voy al exilio más oscuro, más desconocido,
cuando vienen con quincalla de espejuelos
y trance de alabanza y falsas bendiciones.

12-7-1995 / De El Hombre extendido

http://www.mundopoesia.com/foros/poemas-de-amor/132260-la-gente-que-me-gusta.html

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 9:05 | Referencias (0)

El ladrón más poderoso

Aprende que, absurdamente
como la vida es, muchas veces
la dicha abre la sonrisa.

Los ojos gozan tan pública
y privadamente con las cosas
que nadie te clausura la alegría.

No por decreto y por siempre
en el cotidiano rodar del afán.

¿Quién quitará tus labios y ojos fieros?
¿Quién destajará tus dos manos, corazón,
sin ser un asesino, quién agredirá
tu juventud de flor abierta, quién dejará
de sembrarla y obtendrá honra para sí?

Ninguno y nadie
porque el ladrón más poderoso
también asesina con silencio que culpa
y extirpa a sus verdugos de su esfera.

Está bajo la piel, una alegría
y el rasero, es el escudo admitido
que paradójicamente, cuida de tí,
al menos, uno de tus cantos para el tiempo
.

http://www.mundopoesia.com/foros/poemas-sociopoliticos/141592-la-palabra-mas-sutil.html

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 9:00 | Referencias (0)

Hoy lo femenino muere

Hoy lo femenino muere con su divinidad extraña
y los varones mandan, esquilman el comando.
El matriarcado se convirtió en la Luna,
la locura, el caos, lo introspectivo.
El tiempo nació hoy.
Nació el tiempo
con número nupcial de desamparo.
El hueso frío es el agua de la Oceánide.
Niké llena de horas y sepulcros
es la victoria, conato de la muerte.
Cratos nació para matarla,
tarde o temprano será,
él no se esconde en piedades,
él es, por cotidiano, vil proceso,
un trámite, una letre de caché,
sello del rey, voz de instituciones.

De «Yo soy la muerte»

http://www.geocities.com/baudelaire1998/yosoylamuerte.html

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 8:29 | Referencias (0)

La fe

La fe es la fuente de la realidad porque es la vida.
Creer es crear
: Miguel de Unamuno


No te llamé. No soy afortunado. Mas bien,
tropecé con piedra dura. Por sincronía vino tu Fe
a mis labios y me alojé en lo oculto de Tu tiempo.


Tu misterio duele. Fe, desasosiego.
Tú representas una cruz en el cerebro;
espada atravesada con espíritu.

Eres todo a la vez, dulce y amargo.
Coherencia y moral eres, inmensidad cósmica,
materialidad, misterio, geometría infinita.

No te voy a querer porque seas probable.
O te confirme la estadística, el cálculo posible.
No espero que la ciencia te vuelva certidumbre.

Yo valgo lo que valgo y es tan poco.
Tú, lo infinito y puro, ¿quién yo para juzgarte?
¿Qué pedir? Dáme asepsia y control, lo necesario.

Bien sé que no eres gratis. Eres la vida.
Vales más que la suerte y el ciego azar.
No llamaré sortilegio a tus causalidades.

Más que la herradura vales. La pata de conejo,
mariquitas y elefantes no te explican. Vales más
que todo lo que impulsa al lucro y la palabrería.

Tú desafías antes de dar siete veces la esperanza.
Tú haces valioso un pan que nadie quiere.
Tú bendices la mano que nos cura la herida.

Habla a mi alma otra vez.
Conversa conmigo.
Estoy enfermo, solo y triste.

Con tanto engaño el alma me quedó vacía.
Hoy sí comprendería tu voz y tu llamado, Fe.
Y perdona que te invoque, interno huésped mío.

25-6-2000 / El hombre extendido

http://www.geocities.com/baudelaire1998/tantralianuevo2.html

http://www.geocities.com/baudelaire1998/texto7.htm

La fe es la fuente de la realidad porque es la vida.
Creer es crear
: Miguel de Unamuno


No te llamé. No soy afortunado. Mas bien,
tropecé con piedra dura. Por sincronía vino tu Fe
a mis labios y me alojé en lo oculto de Tu tiempo.


Tu misterio duele. Fe, desasosiego.
Tú representas una cruz en el cerebro;
espada atravesada con espíritu.

Eres todo a la vez, dulce y amargo.
Coherencia y moral eres, inmensidad cósmica,
materialidad, misterio, geometría infinita.

No te voy a querer porque seas probable.
O te confirme la estadística, el cálculo posible.
No espero que la ciencia te vuelva certidumbre.

Yo valgo lo que valgo y es tan poco.
Tú, lo infinito y puro, ¿quién yo para juzgarte?
¿Qué pedir? Dáme asepsia y control, lo necesario.

Bien sé que no eres gratis. Eres la vida.
Vales más que la suerte y el ciego azar.
No llamaré sortilegio a tus causalidades.

Más que la herradura vales. La pata de conejo,
mariquitas y elefantes no te explican. Vales más
que todo lo que impulsa al lucro y la palabrería.

Tú desafías antes de dar siete veces la esperanza.
Tú haces valioso un pan que nadie quiere.
Tú bendices la mano que nos cura la herida.

Habla a mi alma otra vez.
Conversa conmigo.
Estoy enfermo, solo y triste.

Con tanto engaño el alma me quedó vacía.
Hoy sí comprendería tu voz y tu llamado, Fe.
Y perdona que te invoque, interno huésped mío.

25-6-2000 / El hombre extendido

http://www.geocities.com/baudelaire1998/tantralianuevo2.html

http://www.geocities.com/baudelaire1998/texto7.htm

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 8:17 | Referencias (0)

El lamento


Jerarca del rigor, el poder me sorprendió callado.
Un carro de la guerra por mí llega. Están pidiendo triunfos
los que duermen. Expían, despiertos en luchas, los que aman.
El karma me encontró dormido y prevalecen el dolor y la amargura.


¿Quién soportará las pruebas, con qué Job
o lamento pondré mis huesos, con qué arcano justiciero?
Ocho veces me levanto; ocho veces me duermo...


Cuando venga la retribución, ¿cuál será
mi palabra? ¿Qué sólo a miseria me condujo
la miserable Rueda de Fortuna o que el kairós
no llegó nunca, no obstante lo esperaba?


23-7-1998 / El hombre extendido

http://www.mundopoesia.com/foros/poemas-sociopoliticos/141592-la-palabra-mas-sutil.html

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 8:15 | Referencias (0)

Para serte

También aprendí a oirte.
Como onda me trasciendo en el aire.
Presto mi ser a la palabra
que se esconde.
Sin existencia no hay ser
y quiero serte.

Si sobra ente,
por mismidad me voy de la mejana,
con el mal de tierra
y la nostalgia que se angustia
y busco tus ecos.
Lamo en tí el musgo.

Hombre extendido
en tu acaecer, descubro y domino
el temple que el mundo te infunde,
tu arrojo de veloz objeto
del movimiento surgido como bala.

Si lejos del blanco te dispersas
que mi ser sea tu ser-acompañante
e iré contigo, insistiré en buscarte.

11-9-1981 | De El hombre extendido

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 7:46 | Referencias (0)

A mi padre

a Don Tito

Toma muchos años para que seas visible
No se adivina tan fácilmente
que eres centro mismo y horizonte
donde mi vista circula, te busca
inocentemente inútil y, sin tuteo, se pierde, Lindo Tito.

Hay cierta hosquedad cuando estás cercano,
pero alegría permanente también
por tu ronda solícita si alcanzo, empero,
tu distancia sabia.

Dialogas con trámite de esposo y de padre.

Por eso no concibo nuestra casa, sin tí,
usted que es incomprensiblemente cotidiano,
aunque no esté presente ni se agote con mimos.

Cuando cada sorpresa se concreta
y cada promesa se cumple, te veo
y sé que has aportado el vigor que la origina.
Te hicíste amado, imprescindible,
aunque no lo supe con todos los detalles.


Escondíste el desvelo que lo explica.
Cuesta tener la llama viva
y la lealtad triunfante
y la frente sudosa de trabajo.

http://es.geocities.com/baudelaire1998/generacion70B.html

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 7:41 | Referencias (0)

La casa

No me quejo de la casa donde vivo.
Vulnerable es, como choza de yagua.
Y tiene añeja piel, zócalos grises.
Con el viento de tormentas en agosto,
tiembla, cruje, se resfría como yo,
padece soledades.

No. Si me quejara,
sus puertas tirarían de narices
mi corazón con que soñara
la fe de sus cimientos,
la intimidad de sus vestíbulos,
la altura y amplitud de sus recámaras
y sus salas con artesonados viejos,
tallados a mano con devoción mantuana.

Las calles aledañas cortan
el lenguaje vacío y rencilloso,
pero la casa y yo nos guardamos
en celo, uno a otro, pues queremos ser
baluartes de lo que en que un cálido balconzuelo
es el tefillim / mezuzah
que es poste mosaico, lo sagrado.

Mi casa funda la libertad
con las ventanas abiertas
y en el jardín hay alegrías que florecen;
pero sus paredes ya tienen agujeros
y un golpe de provocaciones
llovió sobre las puertas.
La cicatriz sigue abierta;
el hueso quebrantado.

No, si me quejara...
dejaría de amar a las hormigas
que se divierten sobre los pilares
y llevan sus cabecitas negras y nerviosas
a una antena que me sabe a nostalgia
de mi infancia y a mis juegos con ranas
que crearon cerca de mis pozos y escondites.
Una araña teje, tan alta bajo el techo
que jamás hallé un artificio de destierro...

Hay ratas peores, no me quejo.
Peores que las que chillan
en los sótanos de mi casa en estío
(las que ahora pernoctan sin permiso
y lamen los baúles donde están mis recuerdos).
Mis abuelos, mis antepasados y mi padre,
las llamaron caínes, ratas perseguidoras,
venenosas, falanges de la
Guerra Civil,
ultraderechas que han mordido
a corazones, que han arrebatado y seducido
a mucho más que los bichos a viejas cartas,
fotos y libros, sentimientos.

Las polillas no se comen los huesos.
Los milicos sí; desaparecen sangrientamente
a las generaciones de hombres de cedro puro,
luchadores con huesos más nobles que los suyos.

Del libro La casa 

http://es.geocities.com/baudelaire1998/generacion70B.html

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 7:36 | Referencias (0)

A los POWs

            a Andrew Ramírez y Steven A. González

Estoy triste por tí, Andrew Ramírez.
Triste y con las manos atadas, Steven González.
¡Triste con todos los tristes de la Tierra!
Triste por la fantasmagoría.
Tiene este clamor de heroísmo
espectro de tristeza.

¡Otros más tristes huyen!
Son aquellos que no saben
por qué el odio prevalece
y estalla, tristemente,

con los que están tristes conmigo...

Mira que se es más pobre donde no hay justicia
y todos somos pobres en estío, pero nada feliz
ni aún libertad ni razón, se definen
al golpe de bombas y disparos.

Estoy triste porque dejan sin respuesta
la pregunta:
¿cuál es la riqueza que han traído?
aquí, o allá,
donde sus presencias marcaron el pánico;
desde allá, o meramente aquí,
¡qué ironía! donde les han promulgado
héroes por decreto.

¡Triste estampa la tuya, Andrew o Steven,
tristemente memorables
se han pintado entre tristes!
Ni siquiera imaginan
dónde han comenzado a ser verdugos.

En el Este de Los Angeles,
se encedieron velas en sus nombres
y a todo militar se les ha llamado ¡héroes!
Se comieron mi tarde a dentalladas, veteranos;
les bendijo la iglesia y al decirles... modelos,
padrinos de la democracia, valientes,
se blandieron espadas en el aire
.

Esta tarde me la tornaron triste.
Cada signo de civilización destila sangre,
cada estandarte que decora a los muros,
cada medalla que cuelga de los pechos,
es muerte y misión de milicos y fusiles.
Se jacta la calle, empedernidamente,
al paso de marcha y banderas, se predica
que no hay orden sin metralla
ni democracia limpias
sin pentagonismo.

¡Tristes ceremoniales
de los hombres tristes
y el dolor del vencido,
más triste que el anonimato
y las viudas allende los mares
y los niños muertos
y los viejos,
con escombros por legado, más tristes!

¡Tristes ceremoniales
de los hombres tristes
y el dolor del vencido,
más triste que el anonimato
y las viudas allende los mares
y los niños muertos
y los viejos,
con escombros por legado, más tristes!

¡Tristes ceremoniales
de los hombres tristes
y el dolor del vencido,
más triste que el anonimato
y las viudas allende los mares
y los niños muertos
y los viejos,
con escombros por legado, más tristes!

15-4-1999 / El libro de la guerra


http://es.geocities.com/baudelaire1998/generacion70E.html

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 7:28 | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com