Carlos López Dzur
Su poesía, sus cuentos y su filosofía

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Calendario
<<   Febrero 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29   
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (131) Sindicar categoría
Archivo
Abril 2008 (40)
Marzo 2008 (4)
Febrero 2008 (16)
Enero 2008 (56)
Septiembre 2006 (1)
Agosto 2006 (3)
Julio 2006 (9)
Sindicación
Artículos
Comentarios
Enlaces
eGrupos
ZoomBlog
 

El romántico (2)


A José de Espronceda

¿Por qué se persiste en nombrar a las ternezas?
Ya más tiernos escondrijos tiene el bruto;
ya más amaneradas cursilerías, de la boca criminal
se destilan para que el hombre sensible
sea su cómplice... Me pregunto, no en afán
de inefables perfecciones, o ambición del apriori:
¿Dónde diablos conseguiré el amor puro?
¿Dónde alguno que saque su cara por la mía?
No existe, sino el amor con condiciones...


¿Por qué tus flores, Campoamor, por qué
el recaudo hermético de esos mundos interiores
que crecen entre abrojos y calvarios?
¿Dónde termina lo superficial del conformismo
y se exhibe al enemigo, con sus nombres
y su concreta maldad, madre de desalientos?


¿Por qué tan íntimos, si el dolor es agreste,
se amontona en la calle, delante de Los ojos,
y la violencia nos truena los oídos?
¿Qué ideal puede manifestarse si no se abre
la boca, por estar asustados o en letargo?
¿Qué hacer? si se evita que difundamos a gritos
que el alma misma se transforma y prevarica
al impacto de la neurosis social,
la deslealtad, el egoísmo, y con oídos sordos
perdonamos, jugamos a lo sublime, por tolerar
artificios de consumo, intolerancia, hipocresía...


23-09-1999

Del libro Estéticas mostrencas y vitales

Publicado por elzorro2 el 21 de Febrero, 2008, 10:03 | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com