Carlos López Dzur
Su poesía, sus cuentos y su filosofía

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Calendario
<<   Enero 2011    
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (131) Sindicar categoría
Archivo
Abril 2008 (40)
Marzo 2008 (4)
Febrero 2008 (16)
Enero 2008 (56)
Septiembre 2006 (1)
Agosto 2006 (3)
Julio 2006 (9)
Sindicación
Artículos
Comentarios
Enlaces
eGrupos
ZoomBlog
 

El hombre extendido / poemario

La colección El hombre extendido es una de las reflexiones sobre la condición humana que Carlos López Dzur ha realizado, desde que se estableció en los Estados Unidos, y decidió que sus poemas serían como un diario de su exilio. «Lo visto y aprendido», me escribió. Es difícil seguir y tener actualizado el número de los poemas que él adhiere a ese proyecto, mismo que dio a conocer con una breve colección de los poemas que representaran, «simplemente el comienzo de un habla nueva, la jerga de Tijuana».

Hasta aquí, no necesariamente el orden en que organiza el poemario, sólo títulos para una edición definitiva en un volumen que le haga justicia a la cantidad y la calidad de los textos. «Muchos de los textos que conocíste ya fueron eliminados. Ya no cuentan». Es en su website La colección «El hombre extendido» es una de las reflexiones sobre la condición humana que Carlos López Dzur ha realizado, desde que se estableció en los Estados Unidos, y decidió que sus poemas serían como un diario de su exilio. «Lo visto y aprendido», me escribió. Es difícil seguir y tener actualizado el número de los poemas que él adhiere a ese proyecto, mismo que dio a conocer con una breve colección de los poemas que representaran, «simplemente el comienzo de un habla nueva, la jerga de Tijuana».

Hasta aquí, no necesariamente el orden en que organiza el poemario, sólo títulos para una edición definitiva en un volumen que le haga justicia a la cantidad y la calidad de los textos. «Muchos de los textos que conocíste ya fueron eliminados. Ya no cuentan».

La cruzada a oscuras / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/la-cruzada-oscuras.html
Te fundaré los ojos / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/te-fundar-los-ojos.html
Ahorcada en Tijuana / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/ahorcada-en-tijuana.html
Negada fue la Tula verdadera / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/negada-fue-la-tula-verdadera.html
Memoria de Chile / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/memoria-de-chile.html
Impasse / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/impasse.html
El shock  / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/el-shock.html
El brincó con su herida / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/el-brinc-con-su-herida.html
Todos somos inmigrantes / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/todos-somos-inmigrantes.html
El árbol que me habló / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/el-rbol-que-me-habl.html
Adiós, patria /
Laberinto de instantes / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/laberinto-de-instantes.html
El terror de la historia / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/el-terror-de-la-historia.html
Lo que no me quitarán / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/lo-que-no-me-quitarn.html
Proclamación de un reino / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/proclamacin-de-un-reino.html
Dílo de una vez
¿Dónde perdíste mi cadáver?
El calor del desierto
¿Dónde brotaste antes del kairós?
El sequedal de Huêhuêteotl / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/el-sequedal-de-huhuteotl.html
Cuando no te veo / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/cuando-no-te-veo.html
El eco ovárico / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/el-eco-ovrico.html
Obelisco / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/obelisco.html
La palabra de viaje / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/la-palabra-de-viaje.html
Gravitón audaz, acércate / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/gravitn-audaz-acrcate.html
La partera / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/la-partera.html
Frustración homicida / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/frustracin-homicida.html
El crimen / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/el-crimen.html
Homicidio / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/homicidio.html
En el arrabal de la nada / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/en-el-arrabal-de-la-nada.html
El secreto / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/el-secreto.html
El tallón sublime / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/el-talln-sublime.html
Vas a la delicia por sustancia  / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/vas-la-delicia-por-sustancia.html
Para saber si hay manos / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/para-saber-si-hay-manos.html
La isla de este ser y los vecinos /
Llegaste al hilo
Empozamiento / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/empozamiento.html
El migrante
Cosmos ajeno, no mío /http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/cosmos-ajeno-no-mo.html
No soy de monte ni ribera / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/no-soy-de-monte-ni-ribera.html
Soy de teja abajo / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/soy-de-teja-abajo.html 
La madrugada /
Interferones / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/interferones.html
El anochecer  /  http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/el-anochecer.html
En aras de aprehensión cualitativa
La aprehensión metafísica
El Ser como época
Los cadáveres
Los caminos
La responsabilidad del caminante / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/la-responsabilidad-del-caminante.html
La meta (2)
Las jaurías crucificadoras / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/las-jauras-crucificadoras.html
El perro inquisidor
Los perros del Shabout
Transformación represiva
Una jauría / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/una-jaura.html
Perros bravos
Melpómene y los aprendizajes
El ciudadano y el poeta / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/el-ciudadano-y-el-poeta.html
Los valores de la esperanza / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/los-valores-de-la-esperanza.html
Cómo conocí la soledad
El presente ido
Renuncia
El deseo inmortal / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/el-deseo-inmortal.html 
Ojo eterno y ciego del deseo / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/ojo-eterno-y-ciego-del-deseo.html
La meta
Ventana de plomo
Esqueleto de la luz
El silencio del ave
No subas al cielo / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/no-subas-al-cielo.html
Fascinación en las penumbras
Un corazón hílico / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/un-corazn-hlico.html
El remordimiento
Lucidez y amor
Los dioses terrenales
Los terroristas
Que no vengan ni juren en mi nombre / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/que-no-vengan-ni-juren-en-mi-nombre.html
El fracaso de la cultura
Los límites de la libertad
El tránsfuga cósmico / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/el-transfuga-csmico.html
El lamento
La fe / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/la-fe.html
Contradicción /
Todo lo que busco / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/todo-lo-que-busco.html
Absorbo mucho dolor / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/espera.html
Me llamarás / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/me-llamars.html
El campesino divino / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/el-campesino-divino.html
La voz salvaje /
¿Para quién es tu canción? / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/03/para-quin-es-tu-cancin.html
La muerte de la esposa
Tras los muros de frontera
Paisaje isleño en la playa / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/paisaje-isleo-en-la-playa.html
Lamento existencial
Larga agonía
El anciano / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/el-anciano.html
El ser activo / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/el-ser-activo.html
¿Hasta cuándo?
Sucede que te quiero
El trabajo y el descanso / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/el-trabajo-y-el-descanso.html
Presunción y cosecha / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/presuncin-y-cosecha.html
Para serte / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/para-serte.html

La caja de Pandora / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/la-cPandora 
Los leales / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/los-leales.html
Melodía por Eurídice en el infierno
La novia sonora  / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/la-novia-sonora.html
Mi perro fiel  / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/mi-perro-fiel.html
El regocijo / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/el-regocijo.html
De qué se trata todo...
Extranjero de mis huesos /
Bautizo cósmico / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/bautizo-csmico.html
Irremediablemente vivo / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/irremediablemente-vivo.html
A tu servicio / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/tu-servicio.html
Mi Sacrificador / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/mi-sacrificador.html
Patente de corso / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/patente-de-corso.html
Los cobradores /
Vagabundeo / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/vagabundeo.html
El vagabundo y el olvido http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/02/el-vagabundo-y-el-olvido.html

Anhelo en medio de la asfixia / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/02/anhelo-en-medio-de-la-asfixia.html

Luz blanca del por qué
Un milagro
De Hostos: Ciudadano de las Américas / http://carloslopezdzur.blogspot.com/2008/04/de-hostos-ciudadano-de-las-amricas.html

Comentarios sobre el libro

En «Obra y poesía de Carlos López Dzur: Una Introducción», Juan Romero observa: «El hombre extendido, libro que fuera premiado en UC, Irvine, y parcialmente publicado en papel, explora el tema de la emigración, la solidaridad con el paisano indocumentado en los EE.UU. que arribara por necesidad, con una intensa ética de trabajo y ambición de progreso, los desafíos materiales y espirituales de tal inmigrante, los problemas de su explotación y desajuste cultural en el Norte, el deseo de participación en el difuso Sueño Americano, la noción de su soledad (como se puede ver en textos como Me olvidan, A nadie tengo aquí y Negada fue la Tula verdadera). Hay unas líneas de un poema del libro que sostienen la atmósfera optimista del libro y que explica el título: Me gusta ser el hombre / que se extiende / una frontera más, / allende la tristeza. http://www.vozalmundo.com/index.php?print=2643

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 11:41 | Referencias (0)

El domingo trágico

One tragic Sunday, after lunch, Comentator Ovando ordered his troops to move. Troopers in their 70 horses, and 300 soldiers, were waiting. Anacaona believed that they were getting ready to prepare a demostration of their skill in the sugarcane game. She went over to the troopers and asked them to dedicate it to her her tribe. The troopers agreed. They asked her to take the tribe to the bend of the river because they wanted to speak to them... Everything was forseen when Nicolás de Ovando, Governor of the Spanish Islands, wore the symbolic, golden medalluion. They tied the tribe to stakes by the bend of the river and burnt them! Some Tainos took managed to take the Queen out of the mass execution. All that could be seen and heard were blood and loud scream... If any Taino would jump onto a horse to save anybody, they were immediately killed. Eighty Taino leaders were slaughtered.

El areito es la guerra santa de estos siglos.
El oye del Ocama es mucho más que propaganda.
Aquí la vida del futuro se decide.
Aquí comienza la confianza a hacerse amarga.
Oye aquí, en su silencio, la muerte de la noción
de vanidad y raza, oye el no taíno
a don Diego de Arana, al Fortín de Navidad,
al cadáver y escombros de la Santa María;
los naufragios en Haití no declaran
vade in pace; al contrario.
Vayan con la muerte tronzuda
es lo que dicen en favor de la viuda que heredara
su cacicazgo en Maguana, vayan con los cadáveres
de ochenta taínos horadados por espada;
vayan con el engaño del medallón sagrado
que Ovando se esparciera por su pecho
como burla a este pueblo
que le confió la inocencia
y la confianza.

Del libro «Lope de Aguirre»

http://es.geocities.com/baudelaire1998/lopedeaguirre1.html

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 11:05 | Referencias (0)

Anacaona habla a su hija

a Ana de Guevara, hija de Anacaona

... te hablarán de juventud y eternas fuentes
y riachuelos, ¡no les creas!
aunque vivas a su lado y entre curas.


Ellos morirán comidos por sus ácaros,
atados a dolor y guardan golpes bajos
y se arrugarán por la amargura
de sus memorias, sus carnicerías
y abundantes frustraciones y terrores.

Las impuras voluntades
sólo con honestidad, si con alma que da
su canto puro, solidario, se lavan.

Te hablarán sobre ciudades encantadas.
Sobre varones con colas en la rabadilla
y fuegos fatuos y fantasmas.


Con mujeres barbadas de tres ojos
con monstruos sin cabeza,
con endriagos con olor a achiote,
con niños de pelo cano
y el tamaño de ratas, con bazofia
de ese tinte mentiroso se entretienen.
¡A ninguno creas, hija mía!

De «Lope de Aguirre»

http://es.geocities.com/baudelaire1998/lopedeaguirre1.html

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 11:01 | Referencias (0)

Anacaona

Queen Anacaona was accused of being a traitor. In September of 1503, she was hung in the province of Xaragua.

¿Quién pudo ser Ella? ... que el lodo se estremece
y burbujea el zoquite, con ojos eruptivos
y pelones, como lágrimas volcánicas...
Donde chapotea la Yaya misteriosa
se busca su cuerpo y no lo hallan
(¿dónde te has ido, Anacaona?)
Seguramente estás más allá de los horcones.
Eres más que llamaradas o cenizas.
Más duros son tus huesos que el ocote;
más oscuros tus ojos que la corteza de yaití
y la yesca que arde
como lumia reprendida por los soles.

¿Quién es?
Que la abundancia está choreta
de amargura, se filtra hasta el abismo.
Unas voces del cielo rumoran sin espadas
y, en lo más oscuro, una trompeta de ira
intercambia sus fotutos con la lluvia.

Un peón de llevanzas da su nombre.
Vino de la muerte y dice:
Ocama,
oye
tú, niña mojada y temblorosa;
ha muerto Anacaona, la han ahorcado.
Es ahora hija viviente de los ríos,
habitante de un árbol con su nombre.<br>

Vé por ella.
Está hablándole a las ceibas,
junto al ombligo de su infancia.

Ocama de Yaya doy, Higuemota:
tu madre te sabe sin consuelo,
pero desde las semillas te llama.
Mandó a decir
eres princesa,
vén, florecita de oro, háblame
desde los ciclos de los nuevos días.

Del libro Lope de Aguirre y los paraísos soñados

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 10:52 | Referencias (0)

Guakia Baba / Padre Nuestro

Del libro «Lope de Aguirre y los paraísos soñados»

Otra enseñanza apalabró el bohique.
Tenía sus ojos negros y cenizo, el rostro.
Tristeza de padre vetusto como el barro.
Lágrimas en las cuencas de sus párpados
y siglos; dolor en sus entrañas
como los caños secos.

A Nuestro Padre, él dijo, quiéranlo
y bendíganlo,
porque Yayael
se ha rebelado desde el hueso.
A nadie quiere.
Estéril como higuera ha sido.
Su cacicazgo, su mujer, collejas afligidas
quiere, a él insatisfacen y envanecen.
En los días del hambre, la amenaza,
por tristeza y sed de la congoja,
es como el maya sin los huesos recobrados,
el sediento con sed y sed y sedes
y la sed del cobarde sin raíces
y la tierra más seca
que la boca y lo amargo.

El cerdo de las edades come las margaritas
y no lo entiende, se sacia meramente.
El aroma de las juncias y del sándalo
su podredumbre esconde, vacía
sobre retamas sus contradicciones
y la bardoma se estremece
sin dulzura en la arcilla.

Digan al Padre, quien su esqueleto hereda,
Maboya-ua, que no sea la mala vibra;
Juracán-ua, ni la tormenta dañosa.
No haya una sonrisa seca ni rostro torvo
ni fealdad ni alegría
en la censura para tez alguna.

Guakia Baba, Padre Nuestro,
seas bendito en el hijo del boricua,
constructor de naciones;
seas como el siervo
que derrama el ser
para el que da el pez
y el agua y su corriente en el tiempo.

1-25-1980 / Lope de Aguirre y los paraísos soñados

http://es.geocities.com/baudelaire1998/lopedeaguirre1.html

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 10:46 | Referencias (0)

Testamento del padre del poeta

1. El origen del poeta

Tú, poeta, eres y serás como cuerpo de luna amada.
Vas a heredar la muerte. Cada emoción posible y su agonía.
El relámpago abre el cielo, quizás muy brevemente,
y da la desnudez, la verdad que te mata.
O te lo explica todo. A tí te amaré, como a tu madre.
Por eso te ofrezco la promesa; doy mi testamento.
¡Voy a revelar el origen que tienes mi causa!


Tú quieres ver el cimiento y el semen de las cosas.
Porque así lo quisiste, te amaré. Tú vas a verlo todo, poeta.
Lo has pedido y yo cumplo a quienes así me solicitan.
Pedíste exactamente lo que quieres: digno eres de luna.
«Házte mi canto con verdad desnuda». Cántame.
Y procedí con mi promesa: Te haré profeta.
El sol que ha de matarte con su rayo te dará
el oficio misterioso. Ese es el precio.
Cántame hasta que yo te diga.

Voy a quitarte la vida de repente, voy a sacar
del vientre de tu asombro el poema pavoroso.
Tú hablarás de mis gestas y placeres.
Yo fundaré el habla de tu canto y, al don de tu tristeza,
lo transformaré en contínuas y sucesivas alegrías.

2. Eres mi hijo

Hasta el amor tiene un trámite, hijo mío.
Para sentir hay que saber dolerse y morirse
y levantarse, herido, y desde mil pedazos rehacerse.
Tú vas a morir de esa manera. Van a quererte
sólo los humildes; los campesinos que te han visto,
humillado, vapuleado, sucio, ebrio como la pascua,
pero, yo, tu padre te quiero, como se quiere
lo hermoso, tu cuerpo de luna amada.

Te haré mi hijo, te esconderé en mi muslo.
Te coseré a él y podrás sobrevivir
y renacer dos veces. Vas a aprender mi luz secreta.
Tú no sufrirás mientras seas, por mi amor, lo que quiero:
quien por mí muere, gratamente, quien por amor
se inmola, y me ofrenda su cuerpo de luna amada.

Tú, poeta, hijo de Semele, tienes sus emociones.
Lo que yo amara en Ella, quien pidió el resplandor
(todo mi sol desnudo, toda mi vehemencia vertebrada),
tú lo tienes. Aprende que eres hermoso, poeta,
y no te vendas. Es divino tu cuerpo de luna amada.

Que no falte la emoción y perdure para siempre
y sea del Sol viajero, enteramente, aunque me mate
y sea su Luna que lo ama, aunque se hunda
en la penumbra de la noche. Ella así me pidió:
Sacrifícame a tí. Quiero que mi cuerpo sea tu Luna Amada.

Tú heredaste el pedido de aquella luna hermosa
y, por tanto, su luz que hoy es fecunda, es tuya.
Llámate, poeta, hijo de Soles. Amado de luna.
Voy a darte otros frutos de la vid y la hiedra.
Tú hablarás sobre el sexo y las pasiones.

3. Tu función: esponja del dolor del mundo

A través de tí, entraré a las cuevas del dolor
y escucharé los quejidos del hombre; yo,
en tu corazón, soy el primer poema,
soy la fuente eterna, soy la alegría.

Yo mitigo; pero mi luz fulmina.
Todo lo que pidas será tuyo
y tú has pedido la plenitud de mi sentido.
No te olvides del consuelo. El mundo
al que te envío es una llanura sembrada
de chumberas y abundan los espinos.

Eres una vasija: llénala de chispas de fuego,
agítala o lávala con las espumas de la mar, poeta.
Acércate a los lagos, a la sombra de los bosques,
a la sal y las arenas, llena la vasija de sustancia.
Llénala de un salmo que bendiga y construya
el propósito y lo santo, el perdón y lo heroico.

Acércate a las playas remotas, Bardo.
Pide por amor lluvia para los desiertos.
Son almas secas por ahora. El mundo es
la parcela de la angustia y el secuestrante
mar del pillaje, una cueva de homicidios.

Por amor de la muerte, o los astrales,
pide continuidades y reciclaje, sangre para la vida,
rocío para las rosas marchitas. Pide lo vivo.
Poeta, una esponja es el espiritu, no lo doy por medida.
Acoge en abundancia el gozo de la vida; pero también...
el quebranto. Tú absorbe dolor y soledades.
Tráelas al ádyton. Sé valiente.

En mi nombre, trae llanto; pero tú no llores.
Recauda incertidumbre, pero tú no tiembles ni te aflijas.
Voy a honrarte por informar con tu lenguaje
lo que informes; voy a compadecerme
del que muere porque mi Luz es infinita y potente
y mi desnudez es un relámpago que mata.

Tráeme las escorias caídas de lo ilimitado.
El cascarón que no sirve de tu mundo.
Rescata las almas triste con tu canto.
Ser poeta no es fácil; es hablar con Padre Duro,
el que te mata, el que te exilia, el que se acostó
con tu madre, reventándole el vientre, pero...
salvando su alma, su niño, el verso, alojándola
en el cuerpo de la luna amada.

Por amor a tí, a Semele, Luna del alma,
yo concederé lo que me pidas:
consolaré a los dolidos,
daré unos sorbo infinitos de alegría,
haré que la verdad y la belleza se esplendan
incorruptiblemente y del misterio del dolor
y la muerte, elegiré mis portavoces, poeta.

¡Tú dáme otros nombres, te he elegido!
¡Dáme tus causas! dáme a los sufridores,
a los que aguantan, a los que rompen
sus vientres y crisálidas
por un verso gestado,
¡hijo mío!


De «Estéticas vitales y mostrencas»

http://espanol.geocities.com/baudelaire1998/antologiasocial1.html

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 10:32 | Referencias (0)

El Pastor y el edil

Del libro inédito «Heideggerianas»

...Antes bien, el lenguaje es la casa del ser habitando en el cual el hombre ex-siste: Martin Heidegger

Sujeto nuestro que habitas el edil
y pastas el lenguaje,
dános la lana cotidiana,
ovejuna ternura, becerritos de adecuadas símiles
y vallados de estrofas perfectas
sobre la modesta gracia de los montes.
Separado sea el sujeto de áridos predicados.

Santificado sea el olor de las maravillas.
Singularizado sea el pudor del reino al pervivir
y con el rostro vírgen de las corderas
tengamos contentamiento.

Venga tu reino de hierba fresca.
Derrámese sobre el pasto la humedad y el rocío
bajo inéditas lunas que sean adjetivos a la vida.
Dános panes y estrellas sin menguante.

Líbranos del abismo durante las tentaciones;
pero no nos quites el soluto
ni la ironía ni el silencio
y, funda ocasión para que el verso armado ofenda
a los Don Nadie y los separe de nuestros hatos.

Quítanos los dones del Uno
y lárgalos al carajo
con sus caras largas y sabidurías.

Acompáñanos en la luz de la metáfora
y la tiniebla de la escribiduría
para enunciar como hijos del verbo protónico
aquello que nos salva del derrumbamiento
y llévanos al redil, por la casa de las palabras,
porque es la Morada donde reside el Ser.

http://espanol.geocities.com/baudelaire1998/heideggerianaNuevo1.html

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 10:29 | Referencias (0)

Láctame

Láctame con un canto sonoro,
desde un-pro-de vitamina.
Estoy sediento de agua y raíces por tu causa

Mi esperanza es que me unjas
con fluídos de significaciones.
Los conceptos son leche.
Aproxima ese pezón maravilloso.

Larga ha sido la actividad generalizada
del entendimiento; pero habla tú.
Házlo de tal modo que yo sepa
que comunicas para mí
primariamente y en total.

02-09-1993 / Heideggerianas

http://espanol.geocities.com/baudelaire1998/heideggerianaNuevo1.html

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 10:26 | Referencias (0)

El secreto de la Fortuna

A Tykhé / Τύχη / Fortuna

Daughter of Zeus Eleutherios (Liberator),
Tykhe (Fortune), our saviour goddess:

Alcman, Fragment 64, Lyric II C7th B.C.



Serás afortunado. Beberás de la memoria
de mi Gran Vasija, del Cuerno de Abundancia.
Estaré en la Tierra, sin que tú me veas;
yo seré tu porción, el clamor de tu espíritu.

Te exilaré a donde pueda el timón llevarte.
Yo pongo la mar y el barco, tú navegas.
Y llegarás al puerto, flotarás como un loto.
Y verás, tú harás hallazgo, capitán,
y a las evidencias contiguas a mi Ser,
las llamarás Tu Mundo, teleología,
la potencia propositiva del azar,
lo posible, el kairós, lo oportuno.

Tú sabrás que todo es mío, cosa
es que otros no saben; tú sí sabrás decirlo.
A tí fue a quien hice, poeta. A tí pediré
más cuenta que a ninguno.

De modo que acepta mi vasija
(hoy te parece pequeña, como un haikú
de intensas sílabas); pero, a donde te mando
crecerán tus palabras y la dimensión de tu espíritu
será más abundante que el Cuerno de Amaltea.

2. Nunca estarás solo

Tengo este secreto: voy a musitarlo
casi quedamente a tu alma. Estoy disperso
en cada beso femenino, en lo viviente.
Cada mujer es una luna, cada emoción suya
es esplendor que en mí ha mordido
con ternura. Mi pasión, por ellas, es vida.

El que me quiere ver... hasta en su carne
doy yo la bienvenida; me les cuelgo en el alma
y me los llevo a mi olimpo, mi Fuente.

Nunca estarás solo, hijo mío,
aunque seas mortal y miserable y te sujete
el Karma, con su guadaña oscura y los ciclos
de Saturno y la tristeza que muerde
y la injusticia que faja con su macharrería.

Dejo a tí mi ley que bendice. Respétame
en la Némesis que distribuye justamente
mis ofertas; no hagas que Ella se indigne.
Distribúyeme para el amor de TODOS.

Solo no te dejo, solo no dejo a nadie.
Si crees en mí, llámame el Justo y el Fiel.
Yo soy el padre, Kéter-zeus-júpiter,
pero, en fin, más que nominalismo.
Te doy las novias de mi pasado,
las hijas de mi presente, las herederas
de tus bendiciones.

3. Busca a tus hermanos

Yo, Eleutherio el Liberador, te daré fortuna.
Hijo de la promesa, entonces, elabora pues
la palabra persuasiva.

Defiende la Eunomía cuando vayas a tierra
porque hay demonios duros y siniestros,
hombres bestiales, a donde vas llegando.

Tú sé heroico en cuanto puedas.
No te pido que cortes cabezas,
que seas la guillotina, cámara ardente,
horca, cadalso, silla eléctrica.
No inventes otros aparatos represivos
ni el policía, el soldado, el vengador milico.
No urdas violencia contra el prójimo.
No seas falange ni tortura ni guerrilla.

Solamente, sé eunómico porque existe el Orden.
Y todo tiene una hora en que retoña y secuencia.
Todo va, al fin de cuentas, a mi teleología.

Lo que crece es al final la cosecha.
En el encuentro con lo real, sé insistencia
del significante, no agitación adicionada
al caos ni a ciegos automatismos.
No seas la bestia. Tú no suplantes
al sujeto ni rompas su vasija.

Cuando llegues al campo o a la aldea
de los que nunca encuentran ni siquiera
las sombras de sí mismos, cuando veas los compulsivos
con su impureza y sus alardes, busca
a la niña dulce, tu hermana. Ella compensa.

Abrete paso entre orquídeas y jacintos.
Identifícala. Vive en jardines.
Llámala Tyche Soteira, Salvadora,
o Agathe Tyche, Buena Fortuna.
Es el primer regalo que te haré
por llegar a la tierra y flotar en mis lotos.

4. Abre tus manos a sus bendiciones

Quienes estén movidos por un espíritu de bien
son tus hermanos; a tal familia llámala parentela
aunque no hayan nacido del vientre de la luna.

Los ciegos son sordos. No ven que tu vasija habla,
que es la vasija a la que llamo tu espíritu.
No le des de beber a quien no oye; no acerques
el sabor de tu alegría a la boca del asno.
Selladas fueron sus jetas con yugo,
cortados sus oídos con silencio,
cegados sus ojos con ingratitud.

Tiké, la salvadora, hermosa entre tus hermanas,
les negará providencia; no han de comer nuestros frutos.
No sabrán de la abundancia ni de las bendiciones.

Para que aprendas del proceso,
y no te compadezcas ante quien no merece,
házla que ande contigo y no la llames Caprichosa.
Ella es Agathos Daimon, el espíritu del bien.

Del libro: Estéticas mostrencas y vitales

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 10:23 | Referencias (0)

Verdades relativas

Admití las verdades relativas de tu procuración:
mi reemplazo. Amor tan infinito, ya no sé si fuíste.
O no has nacido. Te tocará convertirlo en maravillas
delante de mis ojos, fuera de mi carne.
¿Será lo que pretendes?

No existe una verdad abstracta:
¿pero es siempre concreta?
Ya no sé qué es amor ni pasión de infinito.

Me dejaste sin verdad. Te lo llevaste todo
con infinitas galas de procuración.

3-12-1994 / Heideggerianas

http://espanol.geocities.com/baudelaire1998/heideggerianaNuevo1.html

Publicado por elzorro2 el 16 de Abril, 2008, 10:21 | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com